bannerhuracanes

martes, 19 junio 2018

SIN LÍNEA

  • PDF

manuel cossio

***Agresivo agente del CISEN, protegido por su tío: ministro de la SCJN

José SÁNCHEZ LÓPEZ

NO es la primera vez que MANUEL COSÍO RAMOS, de 38 años, agente del
Centro de Investigación y Seguridad Nacional, se transforma en un
energúmeno y, ebrio, pistola en mano, manejando su auto como loco,
arremete lo mismo contra manifestantes que contra su pareja y contra
todo aquél que le lleve la contraria.

Pero no sólo es el alcohol lo que le da valor, sino su parentesco, las
amistades que asegura tener y ser agente federal.

Resulta que el sempiterno adorador de "Empédocles", no del filósofo
griego, desde luego, sino de Baco, es, nada más ni nada menos, que
sobrino del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
JOSÉ RAMÓN COSSÍO DÍAZ, quien, por cierto, tuvo que declinar a su
postulación como presidente del máximo tribunal de justicia de nuestro
país, por uno de los escándalos del "sobrino incómodo".

MANUEL presume que es amigo personal del ex presidente de la
República, CARLOS SALINAS DE GORTARI, quien, asegura, lo recomendó
para agente federal.

También afirma que "su padrino", BERNARDO BÁTIZ VÁZQUEZ, lo cuida y protege.

Y ni cómo dudarlo, si una de sus fechorías, que originó heridas a tres
personas, fue calificada por BÁTIZ como "una puntada de borracho".

En agosto de 2006, ebrio como una cuba, conducía su camioneta Nissan
Frontier, amarilla, placas 175-RZP y sin más, embistió con su vehículo
a los manifestantes del PRD que tenían tomada la avenida Reforma.

La señora JUANA GONZÁLEZ GUERRERO, de 44 años de edad y NICOLÁS ARDE
MARTÍN, de 64, así como el niño CHRISTHOPER GARCÍA ORTIZ, de 9,
resultaron seriamente lesionados y al menos una docena de tiendas de
campaña quedaron destruidas.

Lo arrestaron y llevaron ante el Ministerio Público de la 30 agencia.
Intervino el entonces procurador del Distrito Federal, BERNARDO BATIZ
y ni siquiera hubo la obligada averiguación previa.

Pero si burló a la ley, no pudo evadir a su familia que, prácticamente
"lo anexó" en la clínica MONTE FÉNIX, ello consta en el folio número
4796, para tratarlo por sus problemas de alcoholismo y drogadicción.

Tres años después, en septiembre de 2010, acompañado de su padre,
MANUEL ONOFRE COSSÍO DE LA GARZA, primo hermano del ministro COSSÍO,
ambos en estado de ebriedad, quisieron meterse por la ventana a la
casa de su ex esposa, en avenida Toluca número 700, colonia Olivar de
los Padres, delegación Álvaro Obregón, para llevarse a sus menores
hijos.

Su ex pareja los descubrió pero la amenazaron de muerte, por lo que
llamó a su hermano. Al llegar éste, lo recibieron a batazos y tuvo que
resguardarse en su vehículo, Honda CRV, placas 309-PZV, que
prácticamente destruyeron.

Otra vez fue llevado ante el Ministerio Público, junto con su
progenitor y aunque esa vez si hubo averiguación previa
(FAO/AO/3/T3/1619/10-09), no duraron detenidos ni dos horas.

En 2012 fue uno de los que infiltró el movimiento "#yosoy32". Fue
descubierto y tuvo que huir del país. Temía por su vida por los
fraudes cometidos y por su traición a los que encabezaban el
movimiento.

En marzo de este año, fue detenido por la policía de San Diego,
California, por beber en la vía pública. Había dejado abandonada a su
menor hija en una habitación del hotel donde se hospedaba. Estuvo
preso por disturbios en la vía pública y abandono de menor, quien tuvo
que ser internada en un resguardo de servicios para menores por varios
días, hasta que su madre viajó a los Estados Unidos para rescatarla.

Al borrachín de MANOLO le cancelaron su visa.

La última "puntada de borracho" de MANOLÍN, fue intentar, nuevamente,
agredir a su ex mujer.

Como de costumbre, en avanzado estado de ebriedad, llegó a la casa de
su ex pareja y con insultos la retó a que le hiciera frente, lo mismo
que a su marido.

Como no salió ninguno de los dos, rompió los vidrios a pedradas y con
su camioneta embistió los vehículos que estaban en el estacionamiento,
sin importar de quiénes eran.

Los vecinos solicitaron el apoyo de la policía. Llegaron varias
patrullas y cuando los uniformados se disponían a llevárselo, les
advirtió con insultos, que no sabían con quien se metían.

"¿Qué les pasa, pendejos? No saben ni con quién se meten. Soy agente
federal, mi tío es ministro de la Corte y casi casi el próximo fiscal
anticorrupción y mi suegro es AGUSTÍN RÍOS MAYANS, empresario y
compadre de CARLOS SLIM ¿A qué le tiran? Se van a quedar sin chamba".

Y sí, los precavidos gendarmes optaron mejor por no averiguar si era
cierto o no, y casi ofreciendo disculpas al temible borrachín, se
retiraron.

Una vez más el influyentismo, el amiguismo y los parientes poderosos,
como el "#lordministro", llamado así en las redes sociales, sirvieron
de parapeto para que un sujeto violento, sin escrúpulos, enfermo de
alcoholismo y sumamente agresivo se saliera con la suya.***UN COBARDE
SÓLO ACTÚA CUANDO SE SABE PROTEGIDO.***AU REVOIR.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar