bannerhuracanes

viernes, 15 diciembre 2017

ESPECIAL: DIEZ AÑOS DE IMPUNIDAD DE IVONNE ORTEGA PACHECO

  • PDF

ivonne

STAFF SOL YUCATÁN.- Hace más de cuatro años, la entonces gobernadora de Yucatán, Ivonne Aracelly Ortega Pacheco, oriunda de Dzemul, Yucatán, fue involucrada en diversos ilícitos, tales como desvío de recursos por cientos de millones de pesos, manejos ilegales, creación de obras inexistentes, nepotismo y de dejar a su estado con una deuda de casi mil 900 millones de pesos.

Empero, las acusaciones no prosperaron y ahora la ex mandataria
yucateca, desde su diputación federal, sin ocultar sus aspiraciones
presidenciales, propone alternativas para solucionar el "gasolinazo",
olvidando quizá que su gestión como gobernadora, fue una de las más
oscuras y polémicas.

Las estadísticas oficiales revelan que Ivonne Ortega, durante su
quinquenio, de julio de 2007 a septiembre de 2012, endeudó a la
entidad con mil 858 millones de pesos, colocándose como la gobernadora
que más contrajo deudas a nombre de Yucatán.

Una de las acusaciones directas, fue la del también ex gobernador
Patricio Patrón Laviada, concretamente sobre la construcción del
Hospital de Tekax, con el desvío de 112 millones de pesos.

En esa ocasión, Patrón Laviada documentó la denuncia en la que
involucró a funcionarios de las secretarías de Salud, Hacienda y de la
Función Pública.

Dijo que habrían entregado a Ortega Pacheco y a su equipo, en
particular a Álvaro Quijano Vivas, titular de la Secretaría de Salud
estatal, decenas de millones de pesos a cambio "de una mochada".

Aseguró que la denuncia la realizó de manera personal ante Salvador
Vega Casillas, entonces secretario de la Función Pública, "pero por
razones que no entiendo, el gobierno federal decidió proteger a Ivonne
Ortega, al grado de que el propio presidente Felipe Calderón, a quien
le envié copia de mi denuncia, nunca me respondió".

De acuerdo a la denuncia, la construcción del hospital de Tekax, de 30
camas, se inició en septiembre de 2006, y desde el principio contó con
el permiso correspondiente de la Comisión Federal para la Protección
contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), el organismo desconcentrado de
la Secretaría de Salud (SSA) encargado de esas autorizaciones.

Además, añadió, había un proyecto de obra hecho de acuerdo con el
"Modelo de Unidades Médicas" de la dependencia con un costo de
construcción de 38.4 millones y el costo del equipamiento, de 13.6
millones, para un total de 52.07 millones.

El gobierno federal le entregó esa cantidad a Patricio Patrón, que
ejerció 28 millones en la obra física, dejó el edificio con un avance
del 63% y depositó en bancos otros $23 millones para su conclusión y
equipamiento.

Sin embargo en el 2010, el gobierno estatal había gastado más de cien
millones en el hospital de Tekax, sin ninguna justificación, "y me doy
cuenta que esa obra servía a funcionarios federales y estatales para
desviar recursos, mediante operaciones ilícitas".

Incluso se dio la simulación de una auditoría de obra para decir que
el proyecto original del hospital estaba mal planeado y, por lo tanto,
requería de más dinero para terminarlo de acuerdo con la norma.

En esa auditoría, abundó, las autoridades emitieron un documento con
recomendaciones generales, pero no un dictamen técnico, como
correspondía y ni el gobierno federal ni estatal, acreditaron la
supuesta mala planeación, que fue el argumento de Ortega para
justificar el derroche.

Por si fuera poco, agregó en su acusación Patrón Laviada, en respuesta
a sus solicitudes de información para conocer el informe sobre esta
supuesta mala planeación del hospital que incrementó el presupuesto,
el Comité de Información de la Secretaría de Salud emitió el 13 de
junio de 2013 la "resolución de inexistencia" en todas las
dependencias del gobierno federal".

Solicitó entonces copia de ese documento a las unidades de
transparencia del gobierno federal y todas las dependencias
consultadas respondieron que no existía ese documento, pese a que el
mismo Patrón Laviada conserva una copia.

El documento, fechado el 30 de enero de 2007, dice textualmente: "el
grupo técnico de esta Comisión (Cofepris) comprobó que se han cumplido
los requisitos establecidos en la normatividad vigente', en la
construcción del Hospital Regional de Tekax".

Pero además del despilfarro de millones de pesos, Ivonne Aracelly
dispuso discrecionalmente de decenas de plazas de médicos y enfermeras
previstas para ese hospital.

A esa acusación, se sumó la petición de juicio político presentada por
el Frente Cívico Familiar de Yucatán y Sociedad en Movimiento,
acompañados de dirigentes sociales ante la Cámara de Diputados por la
deuda de mil 900 millones de pesos que dejó a Yucatán.

Malversación de fondos, desorden en el manejo de los recursos
públicos, falta de transparencia, incumplimiento de rendición de
cuentas, retraso injustificado en el desarrollo de obras públicas y el
desvío de fondos de origen federal etiquetados, para usarlos como de
libre disposición, fueron algunos de los señalamientos.

Como ejemplo señalaron el monto destinado a la construcción del Museo
de la Cultura Maya, presupuestado en 400 millones de pesos y que
aumentó al doble, además que fue adjudicado a una empresa de Tijuana,
de la que forma parte Carlos Hank Rohn, amigo personal de Jorge Esma
Bazán, director del Patronato Cultur.

En cuanto al nepotismo, también ha mantenido febril actividad:

A su entonces cuñado, Héctor Cabrera Rivero, lo nombró subsecretario
de Gobierno; Cornelio Aguilar Puc, esposo de la diputada federal
priista Guadalupe Ortega Pacheco, delegado del Fovissste; Minelia
Canto Lara y su hermana Lucía, primas de la ex gobernadora, delegada
del Instituto Nacional de las personas Adultas Mayores (Inapam) y
delegada de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), respectivamente.

Ahora, al tratar de responder al cuestionamiento del presidente
Enrique Peña Nieto, "¿qué habrías hecho tú?" respecto a gasolinazo,
Ortega Pacheco subió a las redes un video de cuatro minutos con 15
segundos con 10 propuestas.

Bajar impuestos a combustibles y apoyar a transportistas para que no
aumenten los precios, impulsar nuevas refinerías en México, utilizar
energías alternas, transparentar ingresos del petróleo y el uso de
ferrocarriles, fueron algunas de sus propuestas.

Cabe acotar que durante su gestión como gobernadora, uno de sus
principales proyectos fue el del controversial "tren bala", que nunca
llevó a cabo.

Uno de los usuarios de las redes sociales, lacónico, tajante y
contundente respondió a Ivonne Aracelly Ortega Pacheco.

Le escribió: "¿Que qué hubiera hecho yo? Para empezar, hacer que
devolvieras todo lo que te robaste...".

Última actualización el Jueves, 17 de Agosto de 2017 10:11

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar